La OMS estima que una de cada cuatro parejas en edad reproductiva, en los países en desarrollo, no llega a tener hijos, a pesar de buscar el embarazo durante un período de cinco años.

Una investigación del 2010 llegó a la conclusión que más de 45 millones de parejas, ésto es aproximadamente un 15% de todas las parejas en todo el mundo, eran infértiles; mientras que otro estudio no relacionado sugirió que los hombres eran los únicos responsables de esta condición hasta en el 30% y contribuyen con su condición en un 50% de los casos de infertilidad en general.

Más recientemente, un estudio publicado en la revista Human Reproduction Update encontró que los recuentos de espermatozoides de hombres que viven en América del Norte, Europa, Australia y Nueva Zelanda están disminuyendo. Los investigadores registraron una disminución del 52% en la densidad de los recuentos espermáticos y una caída del 59% en el conteo total de espermatozoides, registrados a lo largo de un período de casi 40 años, seguimiento que finalizó en el 2011.

Si bien, la mayoría de los medicamentos no se evalúan por sus efectos sobre la fertilidad masculina humana antes de su comercialización, existe evidencia de que algunos fármacos son particularmente dañinos para el sistema reproductivo masculino, como es el caso de la testosterona, opioides, antidepresivos, antipsicóticos, inmunomoduladores e incluso el antiácido de venta libre cimetidina. Sin embargo, los médicos, al prescribirlos rara vez mencionan estos efectos adversos a sus pacientes.

Efectos antiadrogénicos de algunos AINE´s

Bernard Jégou, director del Instituto de Investigación en Salud Ambiental y Ocupacional en Francia, junto a un equipo de científicos franceses y daneses habían estado investigando los efectos sobre la salud cuando una embarazada ingería cualquiera de los tres analgésicos suaves que se encuentran comúnmente en los botiquines de los hogares de todo el mundo: aspirina, acetaminofén e ibuprofeno. Sus primeros descubrimientos, mostraron que, cuando estos medicamentos se tomaban durante el período de gestación, tenían efectos directos sobre los testículos de los fetos varones, ya que evidenciaban efectos antiadrogénicos, según explicó David M. Kristensen, coautor del estudio y científico principal del Departamento de Neurología del Hospital Universitario de Copenhague. Es más, estos tres fármacos incluso incrementaban la probabilidad de que los bebés varones nacieran con algún tipo de malformación congénita.

La continuación del estudio

Con estos hallazgos en su poder, el equipo quiso investigar sobre los efectos de los AINE´s en adultos, pensando incluso en los atletas jóvenes de las ligas profesionales que ingieren regularmente estos fármacos, incluso antes de una competencia deportiva para prevenir el dolor, para lo cual enfocaron su investigación en el ibuprofeno.

El objetivo del estudio era demostrar “in vivo, ex vivo e in vitro” que el ibuprofeno tiene un efecto directo sobre los testículos y, por lo tanto, la producción de testosterona en hombres. Los resultados del estudio se publicaron recientemente en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias.

El equipo de investigación realizó un estudio clínico aleatorizado y controlado, para el cual reclutó a 31 voluntarios de sexo masculino, con edades entre los 18 y 35 años. De ellos, 14 recibieron una dosis diaria de 600 miligramos de ibuprofeno dos veces al día- que es una cantidad que muchos atletas profesionales y aficionados ingieren- correspondiente a la dosis máxima de 1,200 mg por día recomendada, según las indicaciones de las etiquetas de los productos genéricos de ibuprofeno. Los 17 voluntarios restantes recibieron un placebo.

A continuación, realizaron un ensayo in vitro en el que emplearon explantes de testículos adultos, proporcionados por donantes de órganos, separados en aquellos que eran expuestos al ibuprofeno y los que no lo eran.

Resultados

Para los hombres que ingirieron ibuprofeno, al evaluarse dentro de los 14 días, los niveles de hormona luteinizante (LH) e ibuprofeno en plasma mostraron una correlación positiva. Por su parte, la relación testosterona / LH disminuyó, una evidencia de disfunción testicular.

Este desequilibrio hormonal produjo un hipogonadismo compensado, una afección prevalente entre hombres de edad avanzada que se asocia con trastornos reproductivos y físicos, como la alteración de la fertilidad, la depresión y un mayor riesgo de eventos cardiovasculares, que incluyen insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular.

En base al estudio de los efectos sobre los explanes testiculares, pudieron demostrar que la función endocrina de las células de Leydig y Sertoli, incluida la producción de testosterona, sufrieron supresión, por medio de la represión transcripcional, efecto que también se observó en una línea celular esteroidogénica de procedencia humana.

Estos datos demuestran que el ibuprofeno altera el sistema endocrino a través de la represión transcripcional selectiva en los testículos humanos, lo que induce el hipogonadismo compensado.

Implicancias del uso del ibuprofeno

Según Kristensen:”Queríamos entender qué sucedió después de la exposición (al ibuprofeno) yendo desde la fisiología humana global hasta el órgano específico (los testículos) hasta las células endocrinas que producen testosterona”. Para el grupo de jóvenes del estudio que usaron ibuprofeno por poco tiempo, “es seguro que estos efectos son reversibles“, pero se desconoce si los efectos en el organismo del uso de ibuprofeno a largo plazo son reversibles, según manifestó Jégou.

El equipo cree que este estudio, si bien tiene un tamaño muestral pequeño, es “importante” porque el ibuprofeno se encuentra entre los medicamentos más comúnmente utilizados a nivel mundial.

Si bien este ensayo demuestra que el ibuprofeno interfiere en la síntesis de las hormonas reproductivas en hombres jóvenes y sanos, se sospecha que existe un efecto negativo aún mayor en los hombres con baja fertilidad, por lo que acota Jégou que “este es un trabajo oportuno que debe aumentar la conciencia de los efectos de los medicamentos en los hombres y, potencialmente, en su descendencia“.

Dado los hallazgos que se manejan desde hace algún tiempo sobre los otros medicamentos de venta libre relacionados con la disminución potencial de la fertilidad, como son la cimetidina y el paracetamol, se recomienda que los hombres que planean tener un hijo eviten estos fármacos durante varios meses previos a intentar el embarazo.

Jégou afirma en que se necesitan más estudios para responder muchas interrogantes cruciales, como si los efectos del ibuprofeno en las hormonas masculinas se observan a dosis bajas y si los efectos a largo plazo son reversibles.

Kristensen insistió en que: “Debemos recordar que es un compuesto farmacéutico que ayuda a muchas personas en todo el mundo”. Pero que hay que tener presente que de los tres analgésicos suaves que fueron estudiados, el ibuprofeno tenía “las propiedades más amplias de alteración endocrina identificadas hasta ahora en los hombres“.

Fuente: Nacionfarma.com

El estudio completoEl ibuprofeno altera la fisiología testicular humana para producir un estado de hipogonadismo compensado

© 2016 - Asociación Toxicológica Argentina