La Unión Europea prorrogó la autorización de uso de este herbicida clasificado por la IARC como probable cancerígeno en humanos hasta el 15 de diciembre de 2017.

El pasado martes 24 de octubre se produjo una votación en el Parlamento Europeo de una resolución no vinculante que solicitaba la prohibición total del uso del glifosato en un plazo de 5 años (diciembre de 2022) y la entrada en vigor inmediata de algunas restricciones de uso:

  1. Prohibición del uso no profesional (privado: huertas, jardines, uso doméstico), uso en parques públicos y patios de recreo, uso agrícola cuando sean aplicables métodos sostenibles de control de malezas y del uso previo a la cosecha.
  2. Establecimiento de ayudas en la Política Agraria Europea (PAC) para ayudar al sector agrícola a adaptarse a una producción sin glifosato.

La resolución fue aprobada con 355 votos a favor, 204 en contra y 111 abstenciones y aunque insistimos en que no es vinculante, sí constituye un importante respaldo para los países cuyos Gobiernos se han mostrado reticentes a la reautorización, cuando no abiertamente opuestos como en el caso de Francia, que debilita la posición de la Comisión Europea, totalmente favorable a permitir el uso del glifosato. El Gobierno español está alineado con la posición de la Comisión, tal y como nos informaron en su momento desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

El miércoles 25 se celebró la reunión del ScoPAFF en la que se debería haber producido la votación definitiva sobre la reautorización del glifosato, pero esto no fue así porque se evidenció que no se alcanzaba la mayoría cualificada necesaria (voto favorable de una mayoría de países miembros que superen el 65% de la población Europea). Por esta razón, la Comisión decidió no celebrar la votación y aplazarla a una posterior reunión, cuya fecha se comunicará en breve. Se está tratando de convocarla durante el mes de noviembre y la Comisión está tratando de negociar una reautorización por un período de 5 a 7 años (la última propuesta era de 10 años y la original hace dos años de 15) sin establecer la prohibición total a la finalización del plazo. Hoy mismo se ha publicado la noticia de que Francia estaría de acuerdo en reautorizar por cuatro años.

A juicio de CCOO, la dificultad de la Comisión para conseguir una mayoría cualificada y la reducción de la duración del periodo de reautorización en sus propuestas son fruto de la amplia movilización contra el glifosato que se está viviendo en Europa.. Sin embargo, no podemos decir que el objetivo de prohibir definitivamente su uso esté cerca, ya que la Comisión Europea está trabajando para conseguir la reautorización bajo determinadas condiciones y porque el Glifosato TaskForce (lobby de empresas productoras y usuarias de esta sustancia) está haciendo pública su intención de iniciar procedimientos judiciales en caso de no producirse la reautorización, lo que constituye una clara amenaza hacia la Comisión Europea.

Si en el Comité de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos (ScoPAFF) de la Comisión Europea, en el que están representados los Gobiernos de los países miembros, no se obtiene una mayoría cualificada favorable a su reautorización antes del 15 de diciembre, el uso de glifosato quedaría prohibido en Europa.

© 2016 - Asociación Toxicológica Argentina