Luego de haber manifestado su preocupación ante la decisión del Poder Ejecutivo Nacional de reducir a nivel de Secretarías de Estado a los ex Ministerios de Salud, Ciencia y Tecnología, Agroindustria y Medio Ambiente, la Asociación Toxicológica Argentina adhiere a las palabras de la Asociación Argentina Para el Progreso de las Ciencias (AAPC) que se manifiestan en la misma sintonía.

Compartimos el comunicado completo:

UN PASO ADELANTE, DOS PARA ATRÁS

”La AAPC da a conocer su preocupación con respecto a la supresión del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación”.

La continuidad del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCyT) cuando se produjo el recambio presidencial de 2015 fue un hecho muy auspicioso, porque daba a entender que la ciencia y la tecnología eran herramientas muy valiosas para el desarrollo del país, al margen de las ideologías políticas y de las recetas económicas. Uno de los mayores logros de la anterior gestión MINCyT fue el notable esfuerzo para integrar la innovación productiva a la ciencia y a la tecnología que ya tenían larga tradición en el país, y el interés por una mayor comprensión de nuestras sociedades, sus dilemas y problemas actuales, puesto que esta integración es el mecanismo mediante el cual los hallazgos científicos pueden traducirse en mayores bienes y servicios para la sociedad.

La realidad fue esmerilando las esperanzas y con el transcurrir del tiempo las restricciones económicas se hicieron cada vez más palpables. Quedaba en pie la esperanza del concepto compartido por todos: desarrollarnos implicaba usar inteligentemente el rico sistema nacional de ciencia y tecnología.

La desjerarquización del área es en ese contexto una pésima señal. Como bien se evaluó repetidamente, la reducción de ministerios tiene un valor simbólico más que monetario, y ello parecería indicar que la ciencia y la tecnología no juegan un papel importante en la agenda del gobierno.

En momentos en que se está avanzando en la discusión del Plan Argentina Innovadora 2030, esta decisión pone en tela de juicio toda la tarea de planificación que se encare, y se corre el riesgo que la misma sea vista como una mera herramienta más de ajuste fiscal. Por ello, respaldamos la declaración del Directorio del CONICET de fecha 4 de septiembre, y esperamos que la desjerarquización del MINCyT sea transitoria y que el gobierno corrija a la brevedad su presente organigrama de ministerios, en la dirección de estimular la producción de conocimiento, como en toda sociedad moderna, para construir un país que se apoye en la ciencia y en la tecnología.

 

Fuente: AAPC

© 2016 - Asociación Toxicológica Argentina