Emitirían contaminantes orgánicos volátiles.

Un estudio recientemente publicado en el Journal of Occupational and Environmental Hygiene (JOEH) y que adjuntamos en su texto completo, confirma que los filamentos termoplásticos utilizados comúnmente y comercialmente (acrilonitrilo-butadieno-estireno, ácido poliláctico, tereftalato de polietileno y nailon), en las impresoras 3D emiten compuestos orgánicos volátiles durante el proceso de impresión.

Los autores del estudio son Szymon Wojtyła y Tomasz Baran de SajTom Light Future Ltd. en Czaniec, Polonia. Baran también está afiliado al Departamento de Química de la Universidad de Milán, Italia – y Piotr Klama de 3DKreator en Cracovia, Polonia.

“El uso de HEPA, así como filtros de carbón activado no resuelve el problema de los contaminantes atmosféricos formados durante la impresión 3D y existe la necesidad de un nuevo sistema de filtración”, escribieron los autores. “Los filtros fotocatalíticos son una de las soluciones posibles.” El tratamiento fotocatalítico del aire tiene el potencial para la degradación de contaminantes orgánicos e inorgánicos incluyendo los compuestos orgánicos volátiles del aire.

Recomiendan usar una buena ventilación y también informaron de que la primera impresora 3D de modelado de deposición fundida (FDM) (Accura Genius3D) equipada con un sistema de filtración fotocatalítico está comercialmente disponible desde septiembre de 2016.

Los autores encontraron que los cuatro filamentos comunes emiten contaminantes orgánicos volátiles (COV) incluso a temperaturas por debajo de la temperatura de impresión.

Lectura adicional: Is 3D printing safe? Analysis of the thermal treatment of thermoplastics: ABS, PLA, PET, and nylon

 

© 2016 - Asociación Toxicológica Argentina