Los acrilatos son una familia de polímeros que pertenecen a los denominados polímeros vinílicos. De dos de ellos, el polímero acrilonitrilo-estireno-butadieno (el caucho sintético) y del policloruro de vinilo (el conocido PVC), son de los que vamos a hablar en este artículo.

1.- Caucho sintético (acrilonitrilo-estireno-butadieno)
El caucho sintético es un polímero formado por tres monómeros distintos (acrilonitrilo-estireno-butadieno), de los que el butadieno se encuentra en mayor proporción; se utiliza sobre todo para la producción de neumáticos, botas, sillas plásticas, carcasas de ordenador, etc. Se absorbe por vía respiratoria y se metaboliza a ácido 1,2 dihidroxibutilmercaptúrico, eliminándose por orina.

¿Qué efectos sistémicos origina?
Básicamente, causa afectación del sistema nervioso central (irritabilidad, dolor de cabeza) e irritación de vías respiratorias altas (tos, expectoración, disnea). Además es causa de dermatitis alérgica y se comporta como disruptor endocrino. Con respecto a su relación con el cáncer (especialmente, cáncer de pulmón) se considera con la anotación C1B (confirmado como carcinógeno en animales aunque los estudios epidemiológicos en humanos todavía no lo confirman).

¿Cuál es el biomarcador que debemos utilizar?
Ácido 1,2 dihidroxibutilmercaptúrico en orina (<2,5 mg/L), en muestra obtenida al final de la jornada laboral. A la hora de interpretar los resultados debemos tener en cuenta que las exposiciones de 1,3-butadieno no provienen sólo del trabajo; otras fuentes son el respirar el aire contaminado procedente del escape de los automóviles (la gasolina contiene pequeñas cantidades de 1,3-butadieno), el humo de los cigarrillos, ingerir agua contaminada con el tóxico o alimentos en envases de plástico.

2.- Polímeros vinílicos halogenados (policloruro de vinilo o PVC)

El PVC es un polímero formado por el mismo tipo de monómero, el gas cloruro de vinilo. Se utiliza, entre otros muchos usos, para la fabricación de cañerías. Se absorbe por vía respiratoria y se metaboliza a ácido tiodiglicólico, eliminándose en orina. El valor límite ambiental admitido en el lugar de trabajo -fracción respirable- es de 1,5 mg/m3.

¿Qué efectos sistémicos origina?
Causa afectación del sistema nervioso central (irritabilidad, somnolencia), respiratorio (irritación de vías respiratorias altas con tos, expectoración, disnea), cardiovascular (arritmias cardíacas, síndrome de Raynaud), osteomuscular (osteólisis de las falangetas de los dedos) y sanguíneo (puede originar una anemia aplásica).
Además es hepatotóxico y, especialmente, dermatotóxico (es causa frecuente de dermatitis alérgica, además de poder originar esclerodermia). Con respecto a su relación con el cáncer, es causa de angiosarcoma hepático.

¿Cuál es el biomarcador que debemos utilizar?
Ácido tiodiglicólico en orina (<4 mg/L), en muestra obtenida al final de la jornada laboral. Los phalatos son un grupo de compuestos químicos que se añaden a los plásticos para incrementar su flexibilidad. Uno de sus usos más comunes es la conversión del policloruro de vinilo (PVC) de un plástico duro a otro flexible. Los ftalatos más empleados son el DEHP [ftalato de bis(2-etilhexilo)], el DIDP (ftalato de diisodecilo) y el DINP(ftalato de diisononilo). El DEHP es el plastificador más usado con el PVC debido a su bajo coste.

© 2016 - Asociación Toxicológica Argentina