Un estudio asocia el uso de este medicamento en gestantes con trastornos posteriores del comportamiento en la descendencia.

Según un estudio de la Universidad de Bristol (Reino Unido), el consumo de paracetamol durante el embarazo puede aumentar el riesgo de que los hijos padezcan múltiples problemas de comportamiento. Sus resultados se suman a los de estudios previos, como uno reciente del ISGlobal de Barcelona que ha señalado que la exposición a esta sustancia durante la gestación puede aumentar los síntomas del espectro autista y la hiperactividad.

Según un artículo publicado en la revista JAMA Pediatrics, el consumo de acetaminofeno, más conocido como paracetamol, durante el embarazo puede aumentar el riesgo de que los hijos padezcan múltiples problemas de comportamiento. Esto a pesar de que, generalmente, se considera que el consumo de acetaminofeno es seguro para tratar dolores o fiebre en mujeres embarazadas.

Evie Stergiakouli, doctora en la Universidad de Bristol (Reino Unido) y los coautores del artículo, han llegado a sus conclusiones tras analizar los datos de 7.796 madres inscritas en el ACSPAC (Avon Longitudinal Study of Parents and Children, por sus siglas en inglés) entre 1991 y 1992, junto con sus hijos y parejas.

Los autores examinaron asociaciones entre problemas de conducta en niños y el consumo prenatal o post-natal de paracetamol en sus madres, así como de sus parejas.

A las madres se les preguntó por el consumo de paracetamol a las 18 y 32 semanas de embarazo, y cuando los niños tenían 5 años de edad. Los problemas de conducta que indicaron las madres fueron evaluados mediante un cuestionario cuando estos niños tenían 7 años de edad.

Relación encontrada

El uso maternal del paracetamol prenatal entre la semana 18 (4.415 de las encuestadas, el 53%) y la semana 32 de embarazo (3.381 de las participantes; 42%) se asoció con mayores probabilidades de tener problemas de conducta y síntomas de hiperactividad; mientras que el uso de paracetamol a las 32 semanas de embarazo también se relacionó con mayores probabilidades de tener síntomas emocionales, publican los investigadores en JAMA Pediatrics. En total, se detectaron problemas de conducta en un 5% de los niños analizados.

El consumo post-natal de paracetamol por parte de las madres y de sus parejas, en cambio, no fue asociado a problemas de conducta, ya que no se observó ninguna relación entre el consumo del medicamento y el comportamiento de los niños.

Los autores sugieren que esto puede indicar que los problemas de comportamiento de los niños no pueden ser explicados por factores de comportamiento o medidas sociales vinculados al uso del paracetamol. Una de las limitaciones del estudio es la falta de información sobre la dosis o la duración de el consumo de paracetamol.

Se precisan más estudios

“Los niños expuestos al consumo de paracetamol antes de nacer tienen un mayor riesgo de padecer problemas de comportamiento. Nuestros hallazgos sugieren que la asociación entre el consumo de acetaminofeno durante el embarazo y los problemas de conducta en la infancia puede deberse a un mecanismo intrauterino. Se requieren más estudios para aclarar los mecanismos que se encuentran entre esta asociación, así como para demostrar alternativas a una explicación causal. Debido al consumo generalizado de paracetamol en mujeres embarazadas, esto puede tener importantes implicaciones sobre los consejos de salud pública”, indican los autores.

Pero también advierten que “sin embargo, el riesgo de no tratar una fiebre o un dolor durante el embarazo debe ser meditado cuidadosamente frente a cualquier daño que pueda causar el consumo de paracetamol”.

Otros efectos nocivos detectados

En 2010, otra investigación sobre los efectos del consumo de paracetamol durante el embarazo en los hijos señaló que este consumo podría ser la causa del incremento de los trastornos reproductivos de los varones en las últimas décadas.

Recientemente, además, un estudio liderado por el Instituto de Salud Global (ISGlobal) de Barcelona ha señalado que la exposición al paracetamol durante la gestación podría aumentar los síntomas del espectro autista y la hiperactividad en los pequeños.

Referencias bibliográficas:

Evie Stergiakouli, et al. Association of Acetaminophen Use During Pregnancy With Behavioral Problems in Childhood: Evidence Against Confounding. JAMA Pediatr. (2016). DOI: 10.1001/jamapediatrics.2016.1775.

Avella-Garcia CB, Julvez J, Fortuny J, Rebordosa C, García-Esteban R, Galán IR, Tardón A, Rodríguez-Bernal CL, Iñiguez C, Andiarena A, Santa-Marina L, Sunyer J. Acetaminophen use in pregnancy and neurodevelopment: attention function and autism spectrum symptoms. International Journal of Epidemiology (2016). DOI: 10.1093/ije/dyw115.

© 2016 - Asociación Toxicológica Argentina